El objetivo es el bailar los ojos.
Que entren y salgan. Que se muevan.
Que sigan y que jueguen.

Sonek. Oviedo, 1991. Pintura mural desde 2006. Actualmente investigo mi relación con el entorno y otros formatos en Proa, Espacio de Creación Contemporánea. La estética sobre la que trabajo es un juego de composición por y para el disfrute visual. Mi investigación constante busca estimular la imaginación. La ejecución de mi trabajo, más cercano a una performance, explican el desarrollo y los resultados.

 

Creación de Aprovechamiento

texto por Irene Calvo

El color, el azar y el movimiento son los tres elementos que caracterizan la producción de Sonek. Inquieto y creativo por naturaleza, el trabajo de Sonek en el estudio establece paralelismos con su producción urbana ya que, al fin y al cabo, el artista se sirve de diferentes soportes que ofrecen un amplio abanico de posibilidades técnicas, estéticas y contextuales. Si en la calle Sonek trabaja saltando, bailando, envolviendo la superficie con movimientos performativos que generan trazos y manchas caprichosas, en el taller el artista se relaciona con el soporte de una manera parecida, aunque adaptada al espacio de trabajo. En las obras producidas en el estudio encontramos sus características estructuras azarosas, formas orgánicas, así como manchas de color ensalzadas, como protagonistas de su producción; no obstante, a diferencia del entorno urbano, la tranquilidad del espacio de trabajo proporciona a Sonek el tiempo y el lugar necesarios para desarrollar diferentes procesos de experimentación, lo cual enriquece su producción y propicia un interesante desarrollo creativo.

Pero existe otro elemento clave en la producción de Sonek: la sostenibilidad. Se sirve de lo que otros artistas desechan o dan por agotado, como botes de spray que agujerea y explota para apurar los restos de pintura en su interior, retales de papel o cartón, revistas, telas y prácticamente cualquier tipo de soporte que permita una experimentación plástica sobre él. En el caso de Sonek, podríamos hablar de una especie de <<creación de aprovechamiento>>, al estar su producción artística íntimamente ligada a nuestro nivel de consumo y la consecuente cantidad de –aparentes- desperdicios. La capacidad de Sonek de reutilizar materiales de lo más diverso y encontrar la manera de realzarlos plásticamente tiene como resultado piezas únicas, irrepetibles, sostenibles y estimulantes.

@en5minutos